10.9.11

La trama de mi abuela Elena...

A fines de Julio, cuando todavía eran vacaciones de invierno y todavía hacía frío, decidí que tenía que hacer algo con los muchos y coloridos retazos de lana que estaba acumulando. Alguien me dijo alguna vez que acumular retazos es inherente al ser de la tejedora. Se me ocurrió entonces reflotar un punto y técnica que usaba mi abuela Elena que consiste en tomar un retazo de color y tejer con él hasta que se acabe, luego tomar otro y continuar así, fomando rayas y un diseño bastante aleatorio. Siguiendo esta idea mi abuela había hecho un par de mantas a las que les perdimos el rastro una vez que nos dejó, hace ya muchos años. Siguiendo esta idea, yo tejí esta bufanda.
Ya habia nombrado alguna vez a mi abuela. Mi abuela Elena fue la más linda de todas las Elenas de mi familia, y en alguna época eran varias... Quiso ser artista, pero las restricciones sociales de fines de los áños 20 no lo permitieron y se contentó con dibujar y pintar con sus hermosos lápices acuarelables en el interior de su hogar. De chiquita pasé muchas vacaciones en su casa de Junín, y ahora a la distancia me doy cuenta de cuánto disfrutaba de esas tardes mientras el abuelo dormia la siesta y nosotras pasabamos el tiempo dibujando, pintando, jugando y tejiendo...Esta foto nos muestra a ambas, a mi, en mis épocas de adolescente y a ella, en sus últimos años...

7 comentarios:

Noemí dijo...

Hola Gaby...
A pesar de que ya conocía la historia, me hiciste lagrimear.... que lindo como recordas a tu abuela Elena!

Besote.
Noe

Mónica dijo...

Ga by! Me encantó la idea de tu abuela Elena, hemos pasado parte de nuestra infancia en pueblos vecinos (yo nací en Lincoln), en mi familia nadie teje crochet, sí con dos agujas. Yo miraba y admiraba a mi abuela materna Teresa (una tana re atravesada en su lenguaje pero muy habilidosa con la aguja de crochet. Falleció cuando yo tenía 5 años. Pero admiraba y me quedaba boquiabierta mirando como envolvía la lana en ese dedo y cuantas enrosques le daba a la aguja para que siempre le quedara una sola lanita .... Y años mas tarde en la adolescencia viviendo en el campo siempre (mi papá siempre trabajó en el campo) un día me fabriqué una aguja (con un alambre grueso) y empecé a hacer cadenas y torcidas y con mas vueltas hasta ue me salió el crochet, creo que la aguja hasta me lastimó el dedo ja ja. Así aprendí, recordando a mi abuela Teresa. Nos hacía unas medias caladas q eran un sueño, blancas. Unos de estos días subo una foto y te la presento.
Recuerdos hermosos de infancia que nunca se borran y que nos endulzan muchos momentos.
Cariños.

Cristina C. dijo...

Ay Gaby ...!!!! Que lindo ver la foto, pero automaticamente me puse a llorar como una idiota...que linda era ella !!!!!

Nancy dijo...

HOla GABY!!!
Qué lindas fotos! La bufanda me gusta pero la foto con tu abuela del brazo es muy tierna. Qué lindo que la recuerdes así con tus hijos los tejidos.

Beso grande!!
Nancy

Claudia dijo...

Hermoso!! Linda tecnica del tejido y hermosa historia. Ojalà tejamos tan bellos recuerdos a nuestra descendencia, no? :-)

lore guada dijo...

Gaby, son casi las cuatro de la mañana y yendo y viniendo por tu blog, leo y veo la foto!, Elena tu adorable abuela, la veo y es ver a mi hijo con mi madre, sus ojitos dulces y pícaros, su complicidad de abuela, sus enseñanzas, es bellísimo disfrutar de nuestros abuelos. Cómo siempre es un deleite pasearse por tu espacio

Julie Suarez dijo...

Hola amiga aqui me tienes haciendome tu seguidora espero que podamos compartir nuestros trabajos.
MI blog elcrochetdecadadia.blogspot.com esta a tu disposicion y si encuentras algo que te guste encantada de poder ayudarte un beso